ERINA BCN | El microcemento con acabados metálicos
231
post-template-default,single,single-post,postid-231,single-format-standard,qode-quick-links-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-11.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1.1,vc_responsive

El microcemento con acabados metálicos

El microcemento con acabados metálicos (Metallic Collection) es un revestimiento continuo de granulometría fina compuesto por cargas minerales, metálicas y nano aditivos. Aplicado hace que cualquier soporte tenga un efecto metálico, con un espesor adicional que sólo va de 1 a 3 mm, al igual que los otros acabados puede ser aplicado sin juntas sobre superficies, mobiliario, esculturas u otros soportes.

 

Entre los acabados metálicos más usados está el del acero corten, ya que aporta la misma estética vintage e industrial del material con la ventaja que se puede hacer una oxidación única en cada proyecto y se evitan las manchas de la oxidación continua del acero corten original. Este acabado metálico tiene una capacidad magnética que hace posible la adhesión de imanes a la superficie o pieza sobre el cual se haya aplicado, además es posible su mezcla con otros acabados para tener un efecto pizarra por ejemplo, es decir que permita la escritura con tiza.

 

Otro acabado metálico CementDesign es el del cobre, al que también se le aplica un oxidante para tener un efecto de corrosión único. El revestimiento de cobre corroído rememora a una época antigua, que combinado con materiales u otros acabados modernos crea un contraste muy demandado en la decoración.

 

Dentro de la gama Metallic, encontramos otros acabados como el aluminio, zinc, bronce y latón, cada uno de ellos tiene las propiedades estéticas de dichos metales, es decir que brillan y reflejan la luz, propiedades a tener en consideración a la hora de escoger el revestimiento adecuado para un lugar específico. Dan una estética industrial y limpia al mismo tiempo. Probablemente estos acabados tiendan a ser más utilizados en los sectores comerciales y de restaurantes y hoteles, o hasta en alguna cocina de una vivienda. Las opciones para sus usos son tantas como las que se puedan imaginar.