ERINA BCN | Preguntas frecuentes
227
post-template-default,single,single-post,postid-227,single-format-standard,qode-quick-links-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-11.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1.1,vc_responsive

Preguntas frecuentes

¿Se puede personalizar el microcemento?

Sí, se puede personalizar gracias a que existe una gran variedad de colores para elegir, no obstante, se pueden encontrar a medida ya que la combinación de diferentes tipos de pigmentos permite la creación de miles de colores. Además permite combinar materiales e insertar cualquier tipo de grafismo y motivos decorativos.

¿Cómo limpiar el microcemento?

El mantenimiento del microcemento es muy fácil, se realiza mediante lavado con agua y jabón neutro, hay que evitar el uso de productos abrasivos. Frecuentemente se recomienda aplicar ceras autobrillo diluidas en agua puesto que, de esta forma, se renueva la capa de protección del suelo.

Para este mantenimiento no es necesario el uso de ningún tipo de maquinaria, ya que todos estos productos se pueden aplicar con fregona o mopa. En líneas generales, el microcemento se debe cuidar de forma muy similar a la utilizada con el  suelo de madera natural. La frecuencia dependerá del uso, pero es la misma con que se limpia cualquier suelo. Se podría decir que es un material limpio ya que la ausencia de juntas evita esos organismos bacteriológicos que se ocultan en las juntas y en los rincones.

¿Se debe retirar el material existente del soporte?

El microcemento se extiende directamente sobre el plano, sin la necesidad de hacer revoques, ni eliminar el material ya existente. Gracias a esto el trabajo es rápido y limpio, puesto que no genera escombros. Se puede aplicar en toda clase de superficies, se encuentren sanas o deterioradas. En este último caso, en el paso de preparación y limpieza de la superficie, habría que eliminar todas las partes sueltas y en mal estado.

¿Qué duración tiene el microcemento?

El microcemento es altamente resistente y de larga duración, tiene una elevada resistencia mecánica tanto en compresión, como en flexión y abrasión. En suelos no se puede manchar si se ha aplicado correctamente el proceso de sellado e impermeabilización y además se realiza un mantenimiento correcto y periódico, tampoco se fisura con el tiempo, siempre y cuando la base donde se colocó no lo haga. Por ello, en caso de duda, es aconsejable anteponer una malla de fibra de vidrio para darle una mayor resistencia ante posibles movimientos de la superficie.